Cuando se trata de adoptar Linux, ¿qué debemos saber?

Contratar alta luz es solo el inicio cuando se trata del uso de sistemas operativos en nuestros dispositivos. En el caso de la adopción de Linux para quien lo desconocen, ello hace referencia al nuevo empleo del sistema operativo GNU/Linux dentro de nuestros hogares, pero también de las distintas organizaciones, empresas y administraciones públicas, cosa que es distinta de lo que se conoce como migración a Linux, lo cual se refiere al cambio que ocurre cuando se ha trabajado con otro sistema operativo, para luego hacerlo en Linux.

¿Qué es lo que motiva tomar la opción por Linux?

Este crecimiento que se ha visto con el tiempo en lo que respecta al uso del sistemas Linux, tanto por quienes son usuarios de PCs tradicionales, pero también de quienes son usuarios de servidores, es debido a variados factores, entre los que podemos señalar la búsqueda en la reducción de los costos del sistema, pero también de una mejora en cuanto a la seguridad y del apoyo en referencia a los principios que son establecidos por los códigos abiertos.

Son diversos los gobiernos que en el transcurso de los últimos años que se han encargado de aprobar políticas cuyo fin es migrar de los sistemas propietarios de los que disponían, hacia sistemas basados en Linux. Durante el mes de agosto de 2010, Jeffrey Hammond, quien era el analista jefe de Forrester Research declaro que Linux se había encargado de superar el abismo que existia hacia la adopción generalizada. Tal declaración encontraba su basamento en el extenso número de empresas que se habían incorporado al uso de Linux durante la recesión vivida a finales de la década del 2000.

En una encuesta que llegó a su fin durante el tercer trimestre del 2009, señala que el 48% del total de las empresas que fueron encuestadas, declararon que se encontraban utilizando algún tipo de sistema operativo contentivo de código abierto.

Desde entonces, empresas, escuelas, instituciones de diversas índoles y hasta en el hogar se han dedicado a aprender acerca de este sistema operativo. De este modo se han desarrollado cursos en los que inicialmente se enseñan las particularidades de los sistemas operativos, como las diferencias básicas que se pueden encontrar entre Linux y Windows.

Lo primero que se debe resaltar es que con Linux se puede personalizar de manera radical la instalación. Pero si nos remitimos a Windows, y aunque la instalación suele ser más sencilla, solo se puede tocar algunos aspectos. En lo que se refiere a la compatibilidad con el hardware, Windows se muestra generalmente más compatible con la mayoría de los hardware comparado con Linux. Aunque ambos sistemas operativos se encuentran dando pasos importantes hacia la total compatibilidad. Gracias a su notable popularidad entre los usuarios, Linux se ha encargado de ofrecer una alta compatibilidad, aunque no se encuentre detrás ninguna casa comercial como en el caso de Windows, que es auspiciada por Microsoft. Ello sin mencionar que frecuentemente nos ofrece actualizaciones.